Cargando...

Descripción

En este cuento a Cenicienta no la despertará un Príncipe Azul. No. La única cosa que ejerce tal poder en ella son los vestidos caros y los zapatos carísimos.